Los maravillosos beneficios de orégano


Los impresionantes beneficios para la salud del orégano incluyen su capacidad para proteger el sistema inmunológico, prevenir la aparición de enfermedades crónicas, mejorar la digestión, desintoxicar el cuerpo, fortalecer los huesos, mejorar la salud del corazón, aumentar los niveles de energía e incluso proteger contra la diabetes.

¿Qué es el orégano?

El orégano es una hierba popular que muchas personas consideran simplemente como una especia para mejorar o realzar el sabor de tus alimentos, pero en realidad, esta hierba perenne, con el nombre científico de Origanum vulgare, tiene un tesoro de beneficios para la salud que la mayoría de las personas no usan.

Nativo del sudoeste de Eurasia y del área del Mediterráneo, el orégano ha sido una parte valiosa de los tratamientos de medicina tanto culinaria como alternativa durante miles de años. El orégano en realidad está estrechamente relacionado con la menta, y su género está en realidad en la misma familia que la menta. Por esta razón, los dos comparten muchos componentes orgánicos similares y tienen muchos de los mismos beneficios para la salud. Las hojas de orégano son la parte más comúnmente utilizada de la planta, pero, extrañamente, el aroma y el sabor de las hojas son mucho mayores cuando la hierba se seca que cuando las hojas están frescas, lo cual es algo inusual para cualquier hierba.

En la medicina popular y los remedios herbales de Australia a Egipto, el orégano ha desarrollado un seguimiento popular como una verdadera cura para muchos problemas de salud, pero la investigación para respaldar todas esas afirmaciones aún está pendiente. Sin embargo, hay una serie de potentes ingredientes activos en el orégano que se han estudiado en profundidad, y sus efectos en el cuerpo son redundantes. El aceite de orégano es una forma extremadamente concentrada de orégano y se usa para tratar varias afecciones, ya que es muy potente pero siempre debe estar diluido. En las aplicaciones culinarias, donde se ve con más frecuencia, se utiliza para dar sabor a todo, desde sopas, salsas y curries hasta platos de carne, pizza, pasta, verduras e incluso ensaladas. Ahora, profundicemos un poco más en los diversos e impresionantes beneficios para la salud del orégano.

Beneficios para la salud de orégano

Los beneficios para la salud del orégano incluyen:

Aumenta la inmunidad

Un estudio realizado por la Dra. Giovanna Cervato y su equipo de investigadores de la Universidad de Milán, Italia, concluyó que los dos componentes más importantes del orégano son el ácido rosmarínico y el timol, los cuales son poderosos compuestos antioxidantes que están estrechamente relacionados con la reducción estrés oxidativo en el organismo. Los radicales libres son los subproductos destructivos del metabolismo celular que pueden causar cáncer y otras enfermedades crónicas. Por lo tanto, agregar orégano a tu dieta al agregarlo en tus comidas puede mejorar tu salud inmunológica y mantener a tu cuerpo a salvo de algunos de los asesinos más peligrosos y silenciosos.

Actividad antibacterial

En una nota más básica del sistema inmunológico, el orégano también tiene claras propiedades antibacterianas, lo que se debe nuevamente a la presencia de timol y carvacrol, según un informe publicado por un equipo de investigadores del Departamento de Ciencia de los Alimentos de la Universidad de Massachusetts, EE. UU. Revista de bioquímica de procesos. Estos importantes compuestos orgánicos pueden defender al cuerpo contra una amplia gama de bacterias que pueden afectar la piel, el intestino y otras partes del cuerpo. El orégano también es un agente ligeramente estimulante, que puede aumentar la producción de glóbulos blancos y acelerar el metabolismo, lo que resulta en una recuperación más rápida de las enfermedades comunes.

Ayuda en la digestión

El orégano está lleno de fibra, por lo que, a pesar de su pequeño tamaño, puede tener un gran impacto en el sistema digestivo. La fibra es un elemento esencial de un sistema digestivo saludable, ya que puede aumentar el volumen de sus heces y estimular el movimiento peristáltico, que mueve los alimentos a través del tracto digestivo y los excreta de manera eficiente. Además, la fibra ayuda a mantener la salud intestinal y aumenta la absorción de nutrientes.