Los 6 mejores beneficios del té de yerba buena


El uso regular del té de yerba buena puede proporcionar un impulso sorprendentemente poderoso a tu salud en general, y es bastante fácil de preparar.

¿Qué es el té de yerba buena?

El té de yerba buena puede describir varias formas diferentes de té hecho de menta silvestre y otras especies estrechamente relacionadas. Dependiendo de en qué parte del mundo estés, el término yerba buena puede describir varias especies relacionadas, la más popular de las cuales se conoce científicamente como Mentha arvensis. También conocida como menta de campo o menta de maíz, esta planta es nativa de Europa y Asia, así como partes de América del Norte. Las hojas de esta planta se usan a menudo para preparar té de yerba buena, que tiene un agradable sabor a menta, aunque es más sutil que la menta tradicional o la menta. Como se mencionó anteriormente, en algunas partes del mundo, este té es sinónimo de menta verde, mientras que, en otras regiones, este té es una forma más suave de té hecho de una especie diferente.

Este té es una gran fuente de compuestos polifenólicos, catequinas, ácido cafeico y cafeína, junto con otros ingredientes activos y compuestos volátiles. El consumo regular de este té todavía tiene lugar en partes de América Central y del Sur, así como en Asia, pero se está encontrando y preparando cada vez más en América del Norte y otros países europeos.

Beneficios del té de yerba buena

Los beneficios para la salud más notables del té de yerba buena incluyen su capacidad para aliviar la digestión, eliminar el mal aliento, ayudar en la pérdida de peso, reducir las molestias menstruales y proteger el sistema inmunológico, entre otros.

Protección de la piel

Repleto de antioxidantes, este té puede eliminar los radicales libres y mejorar la salud de la piel, limitar las arrugas y aliviar la inflamación.

Estimula el sistema inmunológico

Con catequinas y compuestos polifenólicos, el té de yerba buena puede fortalecer las defensas del cuerpo contra los patógenos virales y bacterianos.

Ayudas en la digestión

La naturaleza antiinflamatoria de este té puede ayudar a su estómago a equilibrar sus niveles de pH y aliviar la inflamación que causa diarrea o estreñimiento.

Sistema respiratorio

Unos pocos vasos de este té por día pueden reducir la cantidad de flema y moco en sus vías respiratorias, al tiempo que eliminan la infección subyacente.

Pérdida de peso

Conocido por aumentar el metabolismo y aumentar los niveles de energía, este té puede ayudarte a perder peso al suprimir el apetito y aumentar tu potencial de quema de grasa pasiva.

Alivia el dolor

Tradicionalmente utilizado como una sustancia analgésica, este té es bueno para el dolor, tanto por vía tópica como cuando se consume como té. Esto es ideal para personas que sufren artritis o se recuperan de una enfermedad / lesión.

Usos culinarios y cosméticos

El té de yerba buena se usa principalmente como bebida, ya que tiene muchas aplicaciones internas, pero debido a su alta concentración de antioxidantes y otros ingredientes activos, también se puede aplicar tópicamente, una vez que se deja enfriar. Muchos de los efectos que puede tener en la piel y el cabello son más pronunciados si el té se usa externamente. Por razones médicas, es seguro consumir 4 tazas de té por día durante una semana.

¿Cómo hacer té de yerba buena?


Hacer té de yerba buena es bastante fácil, y se puede hacer con hojas frescas si tienes tiempo.
  • Paso 1 - Permita que las hojas frescas de yerba buena se sequen durante al menos 2 semanas.
  • Paso 2: Tritura las hojas secas y agrega 2 cucharadas a una taza de té.
  • Paso 3 - Hierva 2-3 tazas de agua y luego agrégala a la taza de té.
  • Paso 4 - Deje reposar la mezcla durante 30 minutos.
  • Paso 5 - Colar las hojas de la mezcla.
  • Paso 6 - Añadir cualquier edulcorante, según sea necesario. Consuma esto 3-4 veces por día para obtener mejores resultados.

Efectos secundarios del té de Yerba Buena

Los efectos secundarios no deseados de beber demasiado té de yerba buena incluyen presión arterial elevada, problemas con la regulación del azúcar en la sangre, complicaciones con el embarazo e incluso problemas de fertilidad. Estos efectos secundarios generalmente solo se experimentan cuando se ha consumido una cantidad excesiva de té, pero es mejor comenzar con pequeñas cantidades y ver cómo reacciona su cuerpo. Siempre hable con su médico antes de agregar un nuevo remedio herbal a su régimen de salud, especialmente si está embarazada.